Por las generaciones futuras

En relación con la oración de intercesión del boletín pasado, abril-mayo de 2010 (por las generaciones futuras), algunos intercesores nos han hecho llegar las siguientes palabras inspiradas que damos a conocer:

  • El enemigo tiene grandes planes para destruir a nuestros descendientes, para llevarlos por la oscuridad y por la muerte. Hay un gran abismo preparado para muchos de ellos. Pero por medio de la intercesión los ángeles cubren ese abismo y ya no podrá llevarlos el enemigo a caer en ese abismo tan profundo. Planes tenía el enemigo para que muchos apostataran de su fe, para ser muy fuertemente engañados. Pero el Señor ha destruido esos planes. Muchos de nuestros descendientes serán portadores de la luz de Cristo. Pero es necesario que no dejemos de interceder porque el enemigo no deja de preparar nuevos planes para atacarlos. Es necesario que nuestra intercesión sea continua por ellos, porque el ataque del enemigo también es continuo. Nuestra descendencia, tanto la que vemos como la que todavía no vemos, está en un estado de debilidad y necesita ser arropada y fortalecida por medio de la intercesión. Mucho depende de nuestra fe, mucho depende de nuestra oración por ellos, para que el Señor pueda llevar adelante los planes que tiene para cada uno.
  • Seguid orando por ellos, no quiero que ninguno se pierda. Os los encomiendo a vuestra intercesión.
  • Los adolescentes son bocado exquisito para el enemigo. No os canséis de orar por ellos. El corazón del Padre se goza cada vez que oráis por ellos. El corazón del Padre se alegra por todo lo que hagáis por ellos, por pequeño que sea. Ninguna semilla sembrada con amor en sus corazones se perderá. Ningún trabajo, ningún esfuerzo hecho por amor resultará estéril.
Lee el boletín de intercesión: 
Por las generaciones futuras